Las Pieles Que No se Ven

Lloro, sonriendo…

En la faz que llevo expuesta,
el maquillaje indeseable esconde el abatimiento.
El alba trae calma, tensa, hasta el aparecer de la luz que atemoriza los sentidos.
Mieles de letras, surgidas de lo intrascendente, vaticinan un nuevo episodio de llanto, que será aplacado con risas.
Falsos gestos que encubren una oleada de verdades que apuñalan el alma, que no ve, que siente, que disfraza de fortaleza, para intentar engañar al llanto.
Y, la culpa, el arrepentimiento, la desesperanza, juntas acusan al victimario. Dictan sentencia de dolor perpetuo.

Wilson Andino ✍️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s