SOBRE LA TENSA RUEDA DE PRENSA DEL VICEPRESIDENTE Y UNA VIVENCIA PROPIA CON EL EX PRESIDENTE

Lo ocurrido en la última rueda de prensa convocada por el vicepresidente de la República, Jorge Glas, es un: error mayor. Nada justifica que actúe de esa manera con los periodistas que acudieron a esa cita, más aún, cuando los comunicadores no dieron razones para ello, sino, quizás, sólo preguntas que lo incomodaron.

En medio de su alta falta de credibilidad, por las denuncias que ahora lo tienen en cuerda floja, es un error mayor actuar de esa forma con quienes, aunque no sean de su agrado, él mismo los buscó para que acudan a conocer sus pronunciamientos. Eso, lo agrava más en la opinión pública.

Durante mi ejercicio periodístico, viví dos momentos de tensión con el ex presidente, Rafael Correa.

Uno de ellos, hace años atrás. Luego de un evento de campaña, en la segunda vuelta hacia el sillón de Carondelet. Junto a varios periodistas, nacionales y extranjeros, lo abordamos para conocer sus impresiones por lo que acontecía en ese proceso. Al preguntarle si se sentía triunfalista, respondió varias aseveraciones al respecto. Entonces le hice una repregunta, y se sulfuró de inmediato, diciéndome: “déjeme hablar, no sea malcriado”, lo cual me sorprendió y mi respuesta fue que era una pregunta y entonces le pedía que concretara al respecto, para lo cual reaccionó con mayor enojo, alzando la voz “seguridad, seguridad”, y enseguida vinieron quienes lo acompañaban en esa área para pedirme que me baje de la tarima. Ante ello, colegas que se encontraban junto a mí, me dijeron que no me mueva y me apoyaron. No me moví. Alguien de su equipo tranquilizó a quien en ese momento luchaba contra el millonario Álvaro Noboa, por la presidencia del Ecuador.

Este hecho, en mi caso, es imposible de olvidar. No he negado nunca mi respeto y en ciertos sentidos admiración hacia Rafael Correa, pese a estos sucesos. Eran otros tiempos. En esa época varios, periodistas y no periodistas, hasta vimos con ojos de ilusión a una nueva figura y un nuevo proceso que podía levantar al país luego de tanto desastre político, económico, social. Es innegable, los oídos y miradas del ser humano a veces se dejan llevar por discursos que siempre ameritan escucharlos con mucho más cuidado, más cuando vienen de los políticos, cuando ejercen el poder.

Sin embargo, son lecciones que da la vida, para aprender y entender que los políticos, gobernantes, deben guardar la inteligencia y sabiduría, también para actuar con la prensa, portavoces de la sociedad.

Y, los periodistas, comunicadores, obviamente, debemos ejercer con ética y profesionalismo nuestra labor. Pero, sin duda, una vez más, queda demostrado que el poder se incomoda ante la prensa, y la prensa tiene el deber de cumplir su rol, aunque incomode.

Wilson Andino V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s